El IFE: Una estimación incomoda

SEÑOR DIRECTOR

Ayer, en carta a este diario, el economista Joseph Ramos expuso que el consenso entre el Gobierno y la oposición sobre la magnitud y extensión del IFE —con carácter universal— no se condice con la caída de ingresos efectiva producto de la pandemia. Junto con compartir plenamente su visión, me gustaría complementarla con ciertas estimaciones.

En noviembre de 2020, el Ministerio de Hacienda estimó que los ingresos de los hogares de ese año caerían un 5,5%, y un mes después el Banco Central estimó dicha caída en un 5,7%. Es decir, los ingresos de los hogares durante 2020 disminuyeron aproximadamente en US$ 5.700 millones. ¿Y el monto total del IFE? Entre mayo de 2020 y septiembre de 2021, el IFE habrá entregado US$ 22.300 millones. A esto hay que agregar su reciente extensión hasta noviembre por US$ 6.400 millones adicionales. Con todo, el monto total del IFE será cinco veces mayor a la caída de ingresos de 2020. Por último, de acuerdo con la Superintendencia de Pensiones, los retiros de fondos de pensiones ascienden a un total de US$ 45.000 millones (ocho veces más que la caída de ingresos del 2020).

En resumen, si durante el año pasado los ingresos cayeron en $1, el IFE entregará $5 y los retiros de los fondos de pensiones $8. Nadie pone en duda la responsabilidad que tiene el Estado de suplir la caída de ingresos producto de la grave crisis, pero la magnitud y alcance del IFE actual no se condice con la necesidad real de los hogares hoy. No olvidemos que con dos meses de IFE —US$ 6.400 millones aproximadamente— podríamos erradicar todos los campamentos del país. Uno entiende que este es un año electoral, pero esto no nos exime de señalar, tal como lo hizo el profesor Ramos, que “el rey está desnudo”.

AUTOR:

Juan José Obach.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest