El documento se estructura de la siguiente manera: Se comienza entregando datos que logran caracterizar el panorama hídrico nacional. Luego, se identifican algunos avances institucionales que ha tenido Chile en materia de agua desde el 2005. Posteriormente, se proponen las principales oportunidades y desafíos que enfrenta Chile hoy. Finalmente se entregan las conclusiones del documento.